Parece que todo el mundo entendería que no se pueden hacer círculos cuadrados, pero hay quien piensa que si es necesario hacerlo, se hacen. Vamos a explicarnos.

Es de todos sabido que los ayuntamientos están como están, y que si hay alguna administración pública que lo pasa mal, estos son los ayuntamientos, que a su difícil situación económica deben añadir en muchos casos el dolor de conocer el rostro del proveedor al que no se puede atender.

Pero no nos vayamos a otro asunto, porque estábamos con lo de los círculos cuadrados, y resulta que hay ayuntamientos que conscientes de su situación, pero también de que la formación es una pieza esencial para solucionar el problema del desempleo que les acucia, han decido invertir en la forma más económica de formación que existe, la formación online.ç

De este modo, con muy poca inversión, pueden llegar a muchas personas, y como ahora hay un gran interés en el aprendizaje que nos conduzca a la senda del empleo y el desarrollo sontenido (también sostenible, si), pues el éxito está bastante garantizado.

No, aún no hemos acabado de contarte la magnífica idea que están teniendo algunos ayuntamientos. Aprovechando la creación de una Plataforma de Formación Online, y centrada en el objetivo prioritario de ofrecerla a personas desempleadas para que puedan encontrar con más facilidad un puesto de trabajo, han pensado sin embargo en complementar sus servicios con formación a autónomos y empresas.

Si bien es cierto que los efectos de la mejora formativa de los emprendedores tardan más tiempo en dar sus frutos, ello no es óbice para que estemos en lo cierto si pensamos que cuanto mejor les vaya, más empleo habrán de crear a medio y largo plazo; y en lo que refiere a la formación online, también de eso se trata, claro que si.